COMICS: Política surrealista

¡Estamos salvados!
Spiderman y Superman nos sacarán de la crisis.

Gracias por visitar el sitio de Juantxo Cruz

Mike Bloomberg, alcalde de Nueva York
Ficha a Spiderman para luchar contra el paro.

Lástima que el Hombre Araña muera en el próximo número de febrero.

Gracias por visitar el sitio de Juantxo Cruz


Juventudes Socialistas de Catalunya

Montilla=Supermán
El increíble hombre normal.

Gracias por visitar el sitio de Juantxo Cruz

Obama también fue un superhéroe para salvar al mundo.
Capitán Obama.

Para vídeo, éste.

ILLUS: Kafka lisérgico, por Crumb

Gracias por visitar el sitio de Juantxo Cruz

Kafka para principiantes.
Visión de ROBERT CRUMB (Filadelfia, EEUU, 1943), bajo los efectos del LSD, de Franz Kafka (1883-1924), mito literario checo.

Ediciones LA CÚPULA.
Cartoné. 17 x 24 cm. 180 págs. B/N.
Título original: Kafka for beginners (1996)
Autores: Robert Crumb, David Zane Mairowitz
Publicación: Febrero de 2010
ISBN: 9788478338986
20 euros.

Gracias por visitar el sitio de Juantxo Cruz

Página interior.
DETALLES del libro.

PRESS: Fernando Rubio, obituario

Gracias por visitar el sitio de Juantxo Cruz

Carmen García Iglesias, licenciada en Historia del Arte, dibujante, escritora de Literatura Infantil y amiga personal de Fernando, publica hoy en EL MUNDO esta magnífica semblanza en la sección obituarios.

MAESTRO DEL DIBUJO CON ILUSIÓN DEL PRINCIPIANTE

Fernando sonrisa. Es difícil encontrar una fotografía de Fernando Rubio en la que no sonría. También es difícil recordarle si no es con la expresión amable, el gesto cercano, el abrazo cálido, la broma a punto.

Fernando dibujante. Había trabajado como ayudante del maestro Gustavo Trigo en Buenos Aires, donde nació. Pasó dibujando de los pupitres del colegio a la mesa de trabajo, a las viñetas, los guiones, la tinta china, sin detenerse en otras cosas, sin pasillos, sin rupturas. Llevaba dibujos en los dedos, en la mirada, llenaba hojas y con ellas, carpetas.

Fernando cómic. Llegó a Europa, pasó por Roma, vivió, dibujó, se editaron sus primeras publicaciones, conoció otras ciudades pero, por suerte para nosotros, Fernando se quedó en Madrid… y comenzó a trabajar para editoriales de cómic y revistas, como Totem o Cimoc, de la prestigiosa editorial Norma, donde realizó libros con guiones propios o ajenos que fueron reeeditados en numerosas ocasiones y lugares.

Fernando ilustrador gráfico. En 1980 el entonces reciente director de Diario 16 Pedro J. Ramírez contrató a aquel “flaco” que paseaba una enorme carpeta llena de dibujos y comenzó su trabajo en prensa. En el Grupo16 desarrolló todo su talento y le añadió carácter periodístico.

Fernando infógrafo. El diario ABC le contrató para su sección gráfica y fue nombrado Jefe de Ilustración e Infografía en 1986. Siempre trabajó junto a su sección, esperó en la redacción a que llegara la noticia decisiva sin importarle el día ni la hora, aportó sus ideas, escuchó las de los demás, estuvo al lado y al frente cuando fue necesario. El decía que quería ser una especie de anti-jefe y lo consiguió. Prueba de ello es el sincero dolor de tantos compañeros.

Fernando ilustrador. No sólo nunca se apartó del cómic sino que, además, las revistas, los libros (Editorial Anaya, Planeta, Ediciones B), se fueron enriqueciendo con sus imágenes que contaban historias de duendes y de guerras, de seres mitológicos, de mundos de ciencia ficción, de naves, coches, uniformes, guerreros, chicas, aviones, tanques que creaba con la ilusión del que dibuja por primera vez y sigue amando siempre su trabajo.

Fernando profesor. En la Universidad San Pablo (CEU) de Madrid quisieron dar a los alumnos la visión cercana del profesional y para ello contaron con él. Al final de los cursos, sus alumnos llegaron a compartir su entusiasmo y le otorgaron las notas más altas. Desde la tarima de clase pasó a las salas de conferencias, a las ponencias en seminarios en Pamplona, Vitoria, Buenos Aires, La Habana… Desde allí regresaba repleto de ideas y de nuevos amigos.

Y además, Fernando-Adriana, Fernando familia, Fernando amigo, Fernando viajero, Fernando submarinista, Fernando risas, Fernando VIDA.

Toqué la creación con mi frente.

Sentí la creación en mi alma.

Las olas me llamaron a lo hondo

y luego se cerraron las aguas.

(J. Hierro)

Gracias, Fernando, por dejarnos compartir contigo.

Carmen García Iglesias

ILLUS: Señores que hacen monigotes

Gracias por visitar el sitio de Juantxo Cruz

Bravísimo Carlos Salas.
Para los que no pudieron leer ayer en MERCADOS la columna ’Agítese antes de usar’.
Carlos Salas, periodista total.

AGÍTESE ANTES DE LEER

Esos señores que hacen monigotes

CARLOS SALAS

Durante mucho tiempo sostuve la hipótesis de que en España surgían grandes dibujantes porque los profesores de escuela eran somníferos, y, para aguantar sus clases, los estudiantes se dedicaban a hacer monigotes. En mi clase había grandes talentos. Yo no pasé de trazar cubos y paralelepípedos.
Seguimos siendo una mina de talentos. En los últimos 20 años, un montón de dibujantes españoles ha encontrado trabajo en las grandes editoriales extranjeras. Angel Unzueta en Marvel haciendo cómics de Lobezno o X-Force; Pasqual Ferry dibujando La Patrulla X y Supermán; Alfonso Azpiri trabajando para Heavy Metal, o Jordi Bernet con historias de Batman para DC Comics.
Hace poco me acerqué a Expocómic y pregunté a Unzueta y Ferry cómo trataba este país a su arte. Pusieron el ejemplo del cine, que recibía muchas ayudas a pesar de los fracasos comerciales. En cambio, los dibujantes de cómics tienen mucho más público y más éxito. «Pero casi nadie nos hace caso», concluyeron.
La idea que se tiene en España del cómic es que es un arte menor o ni siquiera eso. El escritor Vicente Molina Foix afirmó hace poco que encontraba más sensibilidad en los coleccionistas de sellos que en los amantes de las tiras cómicas. El artículo incendió a los amantes de los tebeos, y respondieron -con razón- que España es una de las mayores potencias del mundo en dibujantes. El problema es que les pasa lo mismo que a nuestros científicos: para ganarse las lentejas tienen que salir de este país.
Según un estudio encargado por el Ministerio de Cultura, el cómic en España mueve 83 millones de euros (www.mcu.es/libro/docs/MC/CD/Comic.doc ). Nada que ver con los 138 millones de euros de 1999. O les ayudamos, o acabarán en otro país. Por eso, hace tres años, el Ministerio de Cultura decidió crear un Premio Nacional del Cómic para mostrar la sensibilidad política con los ilustradores, y éstos quedaron estupefactos pues era la primera vez que alguien de allí arriba les hacía caso. «Puede suponer un punto de inflexión para que mucha gente empiece a plantearse vivir de verdad de su arte sin tener que emigrar», decía la página web www.actualidadcomic.com. Sin embargo, Molina Foix criticó el galardón por poner a la misma altura a un «dibujante de monigotes» y a un novelista.
En realidad, el debate no debería ser si los tebeos son el noveno arte o el decimoséptimo, sino si hay que convertirlos en una industria. Me explico. Hasta que llegó Ferrá Adria con su tortilla nitrogenada, la imagen mundial de la restauración española era paellas and sangría. Ahora, los españoles están considerados como los mejores chefs del mundo, y hasta un hotel de mala muerte cuenta con un chef que prepara un menú de «transparencias de cuadrúpedo con frutos de Castilla, bajo lluvia de Jaén»; o sea, pantumaca. ¿Han viajado ustedes recientemente a Londres, Nueva York o Berlín? Entonces habrán visto cómo proliferan los Tapas-Bar, que vendrían a ser las pizzerías españolas. Bravo.
Los tebeos y todo lo que hay alrededor de ellos también se debería convertir en una industria porque ahí hay una mina de oro. ¿Una industria? El ex primer ministro japonés Taro Aso anunció en abril del año pasado que el manga y el anime, que es como llaman allí a los tebeos, iban a entrar en el plan de estímulo a la economía nipona porque «esos contenidos llaman la atención de los consumidores mundiales». Soñó con un mercado de 200.000 a 300.000 millones de dólares para 2020, lo que supondría crear 500.000 nuevos empleos.
Para levantar algo similar en España habría que declarar al cómic industria de interés general. La Generalitat de Cataluña ha lanzado otro premio, pero sumados todos los galardones que hay en España, aún es poco comparado con otras artes de dudosa rentabilidad. Y eso que es más barato ayudar a mil ilustradores que producir una película.
Los comics además están atravesando su propia metamorfosis tecnológica. Marvel Comics ha abierto una página en internet donde, por un precio modesto, se pueden leer los cómics con un nivel de perfección que el papel no es capaz de imitar. Es lógico. La pantalla de un ordenador puede producir millones de colores, pero una rotativa aún está en la edad de piedra.
Esto supone dar un paso hacia otro mercado: el de los lectores electrónicos. Estos aparatos, del tamaño de un libro, son pantallas a través de las cuales se pueden leer libros. Pero las próximas generaciones de lectores electrónicos se presentarán con pantallas más grandes y con millones de colores, algo en lo que se tendrán que fijar las editoriales españolas de comics como Planeta, Astiberri o Panini.
Uno de los géneros que encajaría con la nueva tecnología es la novela gráfica, que es un cómic largo, con tantas páginas como un libro. Por ejemplo, los creadores de 11-M (Gálvez, Guiral, Mundet y González), no se limitaron a crear el argumento después de una noche de botellón, sino que se pusieron a investigar el atentado terrorista como lo hubieran hecho un equipo de periodistas: entrevistaron a los protagonistas, a las víctimas, estudiaron los periódicos y al final compusieron un docu-có
mic que eriza los pelos.
Pero no nos limitemos al papel. Estrenos como la película Planet 51 deberían servir para convencerse de que aquí se puede conquistar el mercado mundial. Quienes están detrás de esas maravillas digitales son ilustradores. Hay un montón de artistas españoles trabajando ya para Pixar, DreamWorks y Disney.
Los que aún continúan viendo las tiras cómicas como algo gracioso y nada más que gracioso deberían saber que cuando se lee un periódico hay tres secciones que no fallan: la portada, la página de televisión y el chiste del dibujante. Y esos chistes de Ricardo, Forges o Mingote determinan muchas veces la opinión de millones de personas ante hechos políticos, sociales o económicos.
Aunque duela: «esos señores que hacen monigotes» tienen más carga de profundidad que «esos señores que teclean garabatos».
carsalas21@gmail.com

PRESS: San Francisco Panorama

Gracias por visitar el sitio de Juantxo Cruz

San Francisco PANORAMA
Prototipo de periódico.
McSweeney’s.

Gracias por visitar el sitio de Juantxo Cruz

Todo de golpe, sin periodicidad.

‘We think that the best chance for newspapers’ survival is to do what the internet can’t: namely, use and explore the large-paper format as thoroughly as possible. To that end, we opted for a huge and luxurious broadsheet—15″ × 22″. Then we unleashed artists and designers to show exactly how much the format can do’.

320 páginas.
Primer número, en San Francisco.
Se anuncia para todo EEUU.

Gracias por visitar el sitio de Juantxo Cruz

Periodismo de investigación, reportajes, arte…

Gracias por visitar el sitio de Juantxo Cruz

…música, cómics y fotografía.
Por 16 dólares.

ILLUS: Basil Wolverton, monstruos y humor

Basil Wolverton (1909, Oregón-1978, Vancouver) fue un ilustrador norteamericano de referencia (MAD, Marvel Comics) durante la ‘edad dorada’ del cómic.
Estilo grotesco y ‘freaky’ que influyó notablemente en Robert Crump (1943) y en Drew Friedman (1958).

Gracias por visitar el sitio de Juantxo Cruz

Portada de MAD 11.

Gracias por visitar el sitio de Juantxo Cruz

Wovertoons

Gracias por visitar el sitio de Juantxo Cruz

Ilustraciones en MAD 17, ‘Meet Miss Potgold’.

Gracias por visitar el sitio de Juantxo Cruz

Bomba de hidrógeno, 1954, ‘Plain Truth magazine’.

Gracias por visitar el sitio de Juantxo Cruz

Libro ‘The Original Art of Basil Wolverton.

CARTOONS: La ocupación soviética de Afganistán

Gracias por visitar el sitio de Juantxo Cruz

Libro curioso.
En parte fotoperiodismo, en parte cómic.
Médicos franceses en el norte de Afganistán en 1986, en plena ocupación soviética.
Narrado y fotografiado por Didier Lefèvre.
Ilustraciones de Enmanuel Guibert.

Gracias por visitar el sitio de Juantxo Cruz

The Photographer: Into War-Torn Afghanistan with Doctors Without Borders
Emmanuel Guibert, Frederic Lemercier
First Second, mayo 2009
288 páginas.
19,95 dólares

CARTOONS: 11-M, la novela gráfica

Gracias por visitar el sitio de Juantxo Cruz

Prólogo de Pilar Manjón.
Basada en la sentencia del juez de la Audiencia Nacional Gómez Bermúdez del 31 de octubre de 2007.
Pepe Gálvez, Antoni Guiral, Joan Mundet, Francis González
Panini Cómics
104 páginas.
19,95 euros.

Gracias por visitar el sitio de Juantxo Cruz

Inspirada por la novela gráfica ‘The 9/11 report: a Graphic adaptation.
Sid Jacobson y Ernie Colón
Basada en las conclusiones de la Comisión Nacional para los Ataques Terroristas en EEUU.
40 euros.

Gracias por visitar el sitio de Juantxo Cruz