10 claves del rediseño de The Economist

Nueva mancheta, The Economist 2018

Este mes, The Economist (Reino Unido, 1843), una de las publicaciones semanales de asuntos de actualidad más reconocida del mundo, ha cambiado su aspecto en la versión impresa mirando expresamente hacia la salida digital de sus contenidos. El nuevo diseño ha sido dirigido por Stephen Petch hacia un aspecto más limpio y moderno: el último gran rediseño se realizó hace 17 de años (Erik Spiekermann y Penny Garrett, 2001).

Sección inaugural de detalles gráficos . The Economist, 20 de octubre de 2018..
Sección inaugural de detalles gráficos . The Economist, 20 de octubre de 2018..

1. Infografía y periodismo de datos
La revista presenta una nueva sección llamada “Detalles gráficos” que reemplaza la página de la sección existente de “Indicadores económicos y financieros”. Detalles gráficos aporta a la edición impresa la pericia visual del equipo de periodismo de datos (The Economist Data Team).

2. Revisión de los estilos infográficos y cartográficos ​​para clarificar la información.
Phil Kenny, director de Gráficos de The Economist: “Con estos cambios de diseño y nuevas incorporaciones, nuestra edición impresa ahora coincide con la amplia gama de productos de The Economist: un diseño uniforme, limpio y moderno, que configura The Economist para los años 2020 y más allá”.

3. Branding, somos branding.
Mejora de la consistencia de la marca en todos los productos: Cabecera de portada más grande, páginas más limpias e imágenes más atrevidas, adecuadas tanto para el quiosco de periódicos como para la pantalla móvil.

Tipografía Econ Sans.
Tipografía Econ Sans.
Tipografía Milo Serif
Tipografía Milo Serif

4. Tipografías optimizadas para web e impreso.
Nuevos tipos de letra optimizados para plataformas impresas y digitales, que ofrecen una mejor experiencia de lectur: Econ Sans (Dieter Hofrichter) y Milo serif (Mike Abbink).

Nuevo índice de contenidos, The Economist, 2018
Nuevo índice de contenidos, The Economist, 2018

5. Revisión de todas las secciones
Páginas de contenido completamente revisadas, diseñadas para que sean más claras y fáciles de navegar, incluido un panel expandido “En la portada” para señalar todas las portadas destacadas.

Ilustraciones sencillas e icónicas como punto de entrada en los contenidos.
Ilustraciones sencillas e icónicas como punto de entrada en los contenidos.

6. Renovación de la ilustración, marca de la casa.
Estilos de ilustración impactantes y audaces, aptos para la página impresa y la pantalla digital por igual.

Analistas, expertos, columnistas y editores, The Economist 2018
Analistas, expertos, columnistas y editores, The Economist 2018

7. Firmas y edición.
Periodistas en las principales ciudades de los cinco continentes (Washington DC, Tokio, Londres, Hong Kong, México City, Nueva York, Singapur, Nairobi, Amsterdam, Bruselas, París, Nueva Delhi, Seúl, Chicago…), corresponsales de ciencia, educación, negocios, finanzas, economía, política social, medio ambiente, cuerpo diplomático, exteriores, medios, banca, salud, innovación, productos digitales, tecnología, lengua, religión, mercados emergentes, periodistas de datos, analistas de datos, editores de datos, analistas políticos, expertos en consumo y puntos de venta, periodismo de guerra y de defensa, de cultura, de libros, de arte, expertos en China, en Oriente Medio, en Rusia, en el Brexit, en Trump.

Elementos de la noticia fácilmente adaptables en la web.
Elementos de la noticia fácilmente adaptables en la web.

8. Diseño digital y colaborativo
La web como canal de venta y suscripción. Los elementos del diseño son bloques de construcción listos para usar, creando un kit de herramientas que permite a los departamentos aplicar el diseño en todo los proyectos y continuar trabajando de forma independiente para dar vida al producto.

Rediseño de Economist.com, Stephen Petch , diseño y dirección de arte.
Rediseño de Economist.com, Stephen Petch, diseño y dirección de arte.


9. Fuerza en redes sociales

The Economist mantiene comunidades sociales sólidas en Facebook, Twitter, LinkedIn, Snapchat, LINE, Medium y otras redes sociales.

Nueva portada, The Economist 2018
Nueva portada, The Economist 2018

10. Marca y periodismo
En definitiva, el nuevo lenguaje del diseño de The Economist quiere reflejar la fuerza de la marca y el periodismo; una expresión visual reconocible al instante.

GRAPHICS: Wolfram MathWorld

Ayer me encontré esta página de matemáticas. Se llama Wolffram MathWorld y su ‘lema es la fuente de matemáticas más extensa de la web’.

Recordé los tiempos del instituto y la lucha constante contra los elementos del álgebra. Pobres libros. Ahora los buscó y cuestan una pasta. El caso que llegué al capítulo de gráficos y descubrí un tesoro. Para resumir, gráficos matemáticos que, como podréis ver, son unos diagramas estupendos para organizar contenidos informativos. Ya lo sé, no estamos descubriendo la pólvora. Ayer disfruté muchas horas repasando las formas y geometrías propuestas por Eric w. Weisstein. Gracias.

ADS: The Times, año cero

Gracias por visitar el sitio de Juantxo Cruz

Un soldado talibán gana 15 dólares al día.
El sueldo medio en Afganistán no llega a los 2 dólares diarios.

Gracias por visitar el sitio de Juantxo Cruz

Para explicárselo, según la publicidad, THE TIMES tiene más corresponsales que sus competidores. Sólo ellos tienen oficina en Kabul.

Población del Reino Unido: 60 millones
Circulación The Times: 505.000 ejemplares
Circulación de sus 10 principales periódicos: 10 millones de copias al día.
The New York Times lo llama ‘LABORATORIO PARA EL FUTURO de los periódicos impresos’.

PRESS: La calculadora perfecta

Gracias por visitar el sitio de Juantxo Cruz

Tabla para que un ‘freelancer’ pase sus facturas.
Diseñada por Alan D. Mutter, el ’Newsosaur’, en su entrada ‘Stop the explotation of journalism’.

Por contrastar, el otro día contraté a un cerrajero y me cobró 88 euros por hora.
Rompió la puerta perfectamente, algo que ya sabía hacer yo solito. Good job!

Ahora, arroje sus lágrimas bajo esta línea.

—————————————————————————–

PHOTO: Adelantados tecnológicos

Gracias por visitar el sitio de Juantxo Cruz

Dead Kennedys (1978-1987) el grupo punk norteamericano (San Francisco) liderado por Jello Biafra, ya detectó en los primeros 80 cómo se podía hundir a la industria: grabando en casa todo el material que pudieras en aquel formato prehistórico, la cinta de casete.

Fuente: Metal Injection

En la casete se lee: Las grabaciones caseras están matando los ingresos de la industria. Te dejamos esta cara en blanco, así puedes ayudar.

PRESS: Journalism Online, ¿solución o suicidio?

Como dice en su página de inicio, Journalism Online busca fórmulas para hacer viable un modelo de pago en los diarios digitales y que además sea sencillo para los lectores.

Gracias por visitar el sitio de Juantxo Cruz

Compañía fundada en abril por Steven Brill (ex Verified Identity Pass), Gordon Crovitz (ex The Wall Street Journal) y Leo Hindery Jr. (Intermedia Partners).

Journalism Online predice, según nota de AP, que un diario de papel con una circulación de 1 millón y una audiencia de 20 millones podría generar 110 millones de dólares de ingresos durante los dos primeros años con sus servicios.

Juan Varela analiza en Soitu el fenómeno y se pregunta si está justificado el optimismo.

Para Nat Ives, en Advertising Age, la idea de cerrar los contenidos es un suicidio. Afirma que se multiplicaran los agregadores , que se suscribirían al servicio y luego reescribirían las noticias para diseminarlas de forma gratuita.

Además afirma que se perderían lectores digitales y con ellos el atractivo publicitario.

Journalism Online está reclutando los diarios y magazines que quieran entrar en su servicio de cobro, que empezaría en el otoño. Los precios que se han sugerido rondarían entre 50 y 60 dólares anuales y entre 5 y 15 dólares mensuales para diarios.

PRESS: Oleada periodística

Gracias por visitar el sitio de Juantxo Cruz

Todo publicado hoy.
El periodismo mismo se convierte en noticia.
Todos valoran positivamente los contenidos sobre los soportes, pero está por ver si a los lectores les interesan los siguientes contenidos.

Caso Watergate
El propio New York Times, 37 años después, desveló ayer que el periodista de su redacción Robert Smith recibió la filtración vía FBI antes que Woodward y Bernstein en The Washington Post.

Desvela Víctor de la Serna en EL MUNDO que esta cura de humildad llega justo unos días antes de la publicación de las memorias de los ex periodistas, en las que cuenta todo: ‘Aquí hay algo que chirría’.

De garrafas, vino, continentes y contenidos
José Luis Pardo, catedrático de Filosofía en la Complutense, plantea en EL PAIS de hoy, sección Opinión, la siguiente cuestión: ‘(…) el periodismo como máquina de producir titulares ha devorado al periodismo como articulación de la opinión pública en una sociedad democrática’. ‘(…) la discusión acerca de qué podríamos hacer para mejorar el periodismo (…) no puede celebrarse porque es una discusión de contenidos, y de momento estamos ocupadísimos con los contendedores (…)’.
‘La prensa cava su tumba al obsesionarse con los continentes desdeñando los contenidos’. No le falta razón.

Periodismo sin causa, en la sección de España
Miguel Ángel Aguilar también habla sobre periodismo en EL PAIS en una opinión titulada ‘Periodismo sin causa’: ‘Así sucede también en los periódicos, a los que debe negarse indulgencia alguna cuando al enamorarse de sus propias noticias acaban aturdidos y contagiando de aturdimiento a sus lectores’.
Buen brindis al sol más propio de la sección de Comunicación.

Y otro: ‘Aquellos órganos de prensa escrita que se vean arrumbados a la playa de la insignificancia no podrán culpar al viento de la historia o de las nuevas tecnologías, sino al abandono de su misión. Es decir, su dimisión’.

El futuro de los diarios
Editorial del Financial Times de hoy: ‘Newspapers must make their future’.
Crisis, bancarrotas, el fin de la prensa… Y lo ilustra con la crisis de la deuda de The New York Times y sus posible compradores (Google, David Geffen).
‘Quizás parte del reporterismo conocido hasta ahora por diarios que vivían de sus ingresos, en el futuro tengan que ser sostenidos por fundaciones’.

‘Sin embargo la industria no debe perder la fe en el mercado libre. Cuando la gente realmente quiere algo, paga, de una manera u otra. Si las publicaciones actuales no pueden convencer a sus lectores a hacerlo, serán reemplazados por otros que sí lo harán’.

Carlos Slim y The Independent
The Guardian publica las declaraciones de Slim: La inversión en 2008 de 12-14 millones de libras en The Independent fue un error.
Alaba a The New York Times: ‘Pensamos que el papel desaparecerá, pero no el contenido. El contenido será más importante’.
La noticia aparece en papel en la sección de Finanzas. En la web está en dónde debe estar, en la de comunicación.

Después de leerlo todo, la conclusión es esta: Todos estos artículos están gratuitamente en la red. Todos, menos el editorial del Financial Times, del que sólo se puede leer un poquito. ¿Se dan cuenta de lo mal que se está haciendo las cosas?