WWW: I´m Free

Gracias por visitar el sitio de Juantxo Cruz

Soy libre para hacer lo que quiera cuando quiera
Soy libre para hacer lo que quiera cuando quiera

Ámame, abrázame, ámame, abrázame
Soy libre para hacer lo que quiera cuando quiera

Soy libre para cantar mi canción sabiendo que ya no mola
Soy libre para cantar mi canción sabiendo que ya no mola
Ámame, abrázame, ámame, abrázame
Soy libre para hacer lo que quiera cuando quiera

Soy libre para escoger lo que veo cuando quiera
Soy libre para llevar lo que elijo cuando quiera

The Rolling Stones.
1965

El modelo de ofrecer todo gratis confiando en que la publicidad costearía los gastos se ha roto. No funciona.

Rupert Murdoch (News Corp) dice que no. Hasta los Rolling pasan el sombrero por la caja de iTunes. 2009. 15 años de libertad total han estado bien, pero Rupert quiere poner el punto final. En un año, afirma que cobrará. The Guardian Media Group también se apunta. En busca de un nuevo modelo.

Jeff Jarvis o Chris Anderson (editor de Wired) no entienden a Murdoch. Mejor, Murdoch no entiende de la web, eso dicen. Si empiezas a cobrar por los contenidos, la audiencia se reducirá y con ella la publicidad.

Para Clay Shirky, gurú de la red, en las revoluciones ‘lo viejo se rompe más rápido que lo que tarda lo nuevo en implantarse’ (…) ‘ Ni los revolucionarios pueden predecir lo que ocurrirá’.

Gracias por visitar el sitio de Juantxo Cruz
Un libro (17 dólares):
Free: The Future of a Radical Price
Chris Anderson
Julio de 2009
El nacimiento de un nuevo modelo económico: la gratuidad en Internet es inevitable.

Gracias por visitar el sitio de Juantxo Cruz
Un ‘software’ musical (gratis):
Spotify (Suecia)

Gracias por visitar el sitio de Juantxo Cruz
Un sitio (gratis):
Clay Shirky

Gracias por visitar el sitio de Juantxo Cruz
Un blog (gratis):
The Buzzmachine (Jeff Jarvis)

WWW: Libros digitales en Google

Gracias por visitar el sitio de Juantxo Cruz

Qué es: Un proyecto para que todo lector pueda buscar, comprar y leer libros hasta que sus retinas queden pulverizadas por el brillo del ‘flatron’.

Cómo se llama: El nombre más sencillo es el más persuasivo. Tengo un vino, tengo un tío, se llama Pepe, nació el ‘Tío Pepe’. Tengo Google, tengo Books, le pongo ‘Google Books’. La Universidad de Harvard, la Librería Pública de Nueva York y unos 10.000 editores pondrán a disposición de Google sus enmohecidas estanterías. Google cuenta ya con 7 millones de libros en su catálogo.

Dónde se podrán leer: Sólo en EEUU. Algo parecido está pasando con los derechos de vídeos y series de televisión (Ver post anterior).

Cuánto ha costado: 125 millones de dólares es la minuta mágica que Google ha pagado para calmar los pleitos que tenía pendientes en EEUU con editores y autores. 34,5 millones de dólares irán a un fondo para compensar a las editoras violadas y otros 45 millones servirán para sanar las heridas de los autores mancillados.

Por qué ha pagado: en 2005, ‘Authors Guild’ y algunos miembros de la ‘Association of American Publishers’ denunciaron en tribunales de Manhattan a Google por pasar por el escáner miles de libros sin pagar un céntimo en concepto de derechos de autor. El acuerdo está pendiente de una reconciliación definitiva en el juzgado.

Cúal es el coste: el usuario pagará por página vista o por capítulos o por el libro entero. El 20% de las páginas de libros descatalogados será gratuito. Google ofrecerá subscripciones especiales (vuelve el pago por contenidos, sí) a universidades, academias y organismos del Estado. Google espera hacer más ruido que el conseguido por Itunes en 2003, el modelo que ahora todo el mundo quiere seguir, como no, de Apple.

Cómo se repartirá el beneficio: Google se quedará con el 37% de los ingresos por las ventas de libros y de la publicidad que insertará en las vistas rápidas de las páginas. El 63% restante irá al ‘Book Rights Registry’, que se quedará un pequeño porcentaje, para repartirlo después con los poseedores de los derechos.

Link:
http://books.google.es/