WWW: Warner Music defiende sus derechos

Gracias por visitar el sitio de Juantxo Cruz

Warner Music ha pedido a YouTube que borre todos los vídeos de sus artistas, una práctica que proporcionaba a Michael Eisner tan sólo un 1% de sus ingresos. Al ejecutivo de Warner no le cuadran los números que le ofrece YouTube.

Los seis millones que le ofrece YouTube son migajas frente a los 639 millones de dólares de ingresos de Warner en 2008 por su división digital, cifras publicadas en The New York Times.

Lo más visto en la web de vídeos son los productos musicales. Recibir 6 millones de dólares como contrapartida suena muy mal. Según GigaOm, blog tecnológico, YouTube puede generar 100 millones de ingresos este año.

Michael Eisner y AOL Time-Warner se hicieron en 2006 con la companía Veoh distribuidora de vídeo online. Actualmente distribuye contenidos de TNT Networks, New Line Cinema, Billboard o Paramount Pictures entre otros muchos.

Joost, otra distribuidora de vídeo, se hizo con los derechos de MTV y VH1 antes que YouTube, que ahora ya no puede contar con sus vídeos.

La competencia en el sector de la distribución del vídeo online y la guerra por los derechos de las imágenes están propiciando la fuga de contenidos en YouTube, que podría perder su hegemonía (100 millones de visitantes en octubre).

Time Warner arrasa en los cines de EEUU estas navidades con la película ‘Yes Man’ protagonizada por Jim Carrey (18,2 millones en taquilla en la última semana).
Links a la noticia:
http://gigaom.com/

LAW: La fundación Creative Commons

Gracias por visitar el sitio de Juantxo Cruz

Navegas por Internet y encuentras una artículo sensacional o una imagen estimulante. La cortas y la pegas en tu blog. Una actividad que casi todo ‘blogger’ realiza a diario. ¿Es legal? Claro que no.

Nos aprovechamos del desconcierto legal que existe en la red. Es matemáticamente imposible seguir toda la actividad de la red, se necesitarían miles de millones de agentes de la SGAE para anotar todas las infracciones. Camina por donde puedas, esto es Mumbai.

Una iniciativa para parar semejante pirateo la propuso la organización no gubernamental sin ánimo de lucro ‘Creative Commons’, fundada por Lawrence Lessig (Universidad de Stanford) en 2002. Justo ahora se cumplen 6 años de su aparición y se celebran fiestas en 14 ciudades de todo el mundo. Su propuesta sería que los autores elijan qué modelo de cesión de derechos quieren dar a su obra.

Existe un modelo de ‘reconocimiento, en el que se puede usar los contenidos pero citando la fuente, otro modelo ‘no comercial’, en el que el uso comercial no tendría bonificación económica, un modelo ‘sin obra derivada’, que obliga a no alterar la obra, y un modelo ‘compartir igual’, en el que el material modificado conservaría la licencia del trabajo original.

En España existe la versión 3.0 de las licencias ‘Creative Commons’ adaptada a nuestra legislación. Todas las licencias son gratuitas.

Joost Smiers en su libro ‘Un mundo sin copyright’ y en otro ,junto a Marieke van Schijndel, titulado ‘Imagine… no copyright’ defiende que hay que revisar los modelos de ‘copyright’ y llega a pedir su supresión alegando que los grandes beneficiarios son las grandes estrellas, pero que los autores pequeños casi no tienen beneficio. Smiers está en contra del copyright y de las licencias ‘Creative Commons’.

Creative Commons España:
http://es.creativecommons.org/proyecto/faq.php

Creative Commons Logos:
http://creativecommons.org/about/downloads/

VIDEO: A por las tardes del domingo

Gracias por visitar el sitio de Juantxo Cruz

Gracias por visitar el sitio de Juantxo Cruz
Gracias por visitar el sitio de Juantxo Cruz
Con la irrupción de YouTube en la red, el vídeo tomaba cartas en la partida de Internet. Las grandes cadenas norteamericanas se han puesto las pilas y todas tienen ya su servicio de vídeo por subscripción. Todavía está por ver si no les pasa como a aquellos que se fueron con la música a otra parte por llegar tarde y mal. De momento éstos no están haciendo tanto ruido como los otros, poco a poco van cubriéndose bien las espaldas en los temas legales y, pese a que no consiguen pagar toda la factura, van cumpliendo las expectativas previstas. Su póker de damas: ofrecen vídeos en su formato original, sin transformaciones ni adulteraciones. Y, por supuesto, también hay sitio para la publicidad. Repasemos tres casos:

Hace un año, fruto de un acuerdo entre News Corporation y NBC Universal, nació Hulu, con el apoyo de diez anunciantes. Ahora cuenta con 100 patrocinadores, entre ellos la colosal General Electric. Su catálogo online ofrece 1.000 serie de televión y 400 películas y, según Nielsen, lo siguen 6,3 millones de usuarios únicos.
Pese a que desde fuera de EEUU no se puede acceder al servicio por motivos legales sobre los derechos, merece la pena darse una vuelta por este sitio para disfrutar de su diseño y navegación.

Michael Eisner y AOL Time-Warner se hicieron en 2006 con la companía Veoh, distribuidora de vídeo online que funcionaba albergando vídeos de todo tipo hasta que se encontró en 2007 con toda clase de problemas legales acerca del material. En mayo puso el candado a sus accesos desde latinoamérica y los países en vías de desarrollo. Distribuye contenidos de TNT Networks, New Line Cinema, Billboard o Paramount Pictures entre otros muchos.

Joost actualmente está en una fase beta. Desde el pasado septiembre se accede completamente vía web sin tener que instalar software adicional para ejecutar los ficheros y olvidando así la la tecnología ‘peer-to-peer’. Se hizo con los derechos de MTV y VH1 antes que YouTube, que ahora ya no podrá contar con sus vídeos, y ofrece todo tipo de película de terror a través de Flash, con mayor calidad y definición de imagen. Y, por último, ha cambiado su desastrosa navegación y organizado con un poco de coherencia su archivo.